Aunque la labor de un perito judicial no es tan reconocida o conocida como otras profesiones, un buen perito puede ganar un juicio prácticamente el sólo si forma un buen equipo con el abogado y su testimonio es sólido y convincente.

Pero, ¿cuál es la labor de un perito judicial en un caso?


Durante el transcurso del juicio, ambas partes intentar explicar al juez la versión de los hechos desde su punto de vista, con el objetivo de obtener una decisión favorable de acuerdo a sus intereses.
En estos casos, el testimonio de un perito judicial puede ser decisivo para que le juez entienda todos los aspectos técnicos del caso, respondiendo a todas las preguntas relacionadas con el suceso de los hechos. De este modo, con la resolución de las dudas pertinentes por parte del juez, un buen testimonio ayudará para que la decisión del juez sea la que esperamos
Pero la labor del perito va más allá de la testificación o del dictamen pericial, ayudando al letrado a entender previamente el juicio y a la preparación de la defensa


La peritación y la negociación “a la alta”


Poseer un dictamen pericial, se convierte en una prueba contundente, que además de ser objetiva, es irrefutable debido a que está basado en pruebas que siguen unos protocolos exigibles legalmente y que influyen, de manera decisiva en el dictamen judicial

Así, ante una situación de este tipo, suele ser habitual que la parte contraria intente evitar llegar a juicio, favoreciendo un acuerdo que no le sea del todo desfavorable. De este modo, el perito judicial puede hacernos ganar el caso incluso antes de llegar a juicio poniendo en marcha los conocidos como resolución de conflictos previos al juicio tales como la Mediación o el arbitraje


Fuente: IPGRA